HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Mensajes en la categoría Uncategorized

Reprograma tu cerebro a través del movimiento

Felden Clase 10COMO ES ADENTRO ES AFUERA

Cómo me muevo, cómo me expreso, cómo escribo, qué elijo y qué rechazo, etc… ¿Son proyecciones de mi Sistema Nervioso?

O dicho de otra manera… ¿La programación que hay en mi cerebro se proyecta en cada acción que realizo?

Entonces… ¿Mi realidad externa también es una proyección del programa de mi cerebro?

Si esto fuera así… ¿Puedo conocer mi programación inconsciente observando mi realidad externa?

Si esto también fuera así… ¿Podría cambiar mi vida, por mi misma, cambiando el programa de mi Sistema Nervioso? ¿Cómo puedo cambiar la programación de mi Sistema Nervioso?

Moshé Feldenkrais decía que la forma más fácil y concreta es…

A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO 

Por que la principal ocupación del sistema nervioso es el movimiento, además, la cualidad del movimiento es mucho más fácil de distinguir que la cualidad de los pensamientos o los sentimientos. Conócete a través del Movimiento

El corazón tiene cerebro.

¡DESPIERTA SU POTENCIAL A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO!

Corazón - CerebroNuestro cerebro es importante, sin duda, pero es ya, una evidencia científica que el corazón lo es más. El Dr. Feldenkrais dijo que si movieramos más las costillas el mundo sería diferente. ¿Qué quería decir con esto?

Se ha descubierto que el CORAZÓN:

  • Contiene un sistema nervioso independiente, con más de 40.000 neuronas y una gran red de neurotransmisores.
  • Puede percibir, recibir y enviar información al cerebro, a otras partes del cuerpo y a otras personas.
  • Tiene el campo electromagnético más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro y se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.
  • Puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro por que envía más información al cerebro de la que recibe.
  • Puede inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la hormona del amor.

Nuestro corazón está protegido por las costillas, muy a menudo rígidas e infrautilizadas. Feldenkrais, durante sus clases, hace mucho hincapié en restaurar la funcionalidad de las vértebras dorsales y de las costillas, lo que implica despertar el potencial de nuestro corazón a través del movimiento de las mismas.

Luego… ¡Podemos despertar la sabiduría de nuestro corazón a través del movimiento!

Mira el experimento de este documental, a partir del min 54… Después de verlo, estoy segura de que, si no lo hacías ya, escucharás tus corazonadas… ¡Siempre!

Prestando atención a cómo nos movemos dejaremos de ser esclavos autómatas

Por Helena Guevara: ¿Quieres algo nuevo para tu vida? ¿Quieres salir de la rutina? ¿Te has planteado alguna vez “qué es la rutina”?

La RAE define la rutina de dos maneras:

1.- Costumbre o hábito adquirido de hacer algo de un modo determinado, que no requiere tener que reflexionar o decidir.

2.- Habilidad que es únicamente producto de la costumbre.

Esta claro que las rutinas, los hábitos, nos ayudan a vivir. Sería un despropósito tener que re-aprender funciones humanas cada día como caminar, hablar, conducir, lavarse los dientes, escribir… entre muchísimas otras. Los hábitos nos facilitan la vida. Pero… ¿Existen hábitos “buenos” y hábitos “malos”? ¿Cuándo un hábito es “bueno” o “malo”?

Podríamos decir que un hábito, una rutina, es “buena“, cuando nos ayuda a Vivir, cuando nos trae sensaciones reconfortantes, cuando nos ayuda a economizar el esfuerzo, a ser más eficientes en nuestras tareas cotidianas y nos permite seguir aprendiendo y refinar lo aprendido. Muchos de los buenos hábitos tienen que ver con el orden, con una buena organización del tiempo, de la familia, del trabajo, de la casa, de nuestras prioridades y de nuestros valores. Los buenos hábitos van unidos a una sensación de ausencia de esfuerzo en las acciones diarias para lograr nuestros propósitos. Y sobre todo un hábito es bueno cuando podemos cambiarlo, elegir hacerlo o no hacerlo.

Y un hábito… ¿Cuándo es “malo”? Pues cuando no podemos cambiarlo, cuando no podemos dejar de hacer eso que hacemos o no podemos hacerlo de forma diferente. Eso quiere decir que ese hábito o rutina que un día nos ayudó, ahora nos entorpece el camino. Se ha rigidificado, se ha vuelto crónico, se ha automatizado de tal forma que ha tomado el poder y no nos permite elegir. LOS HÁBITOS QUE NO PODEMOS CAMBIAR NOS CONVIERTEN EN SUS ESCLAVOS.

 

¿Cómo podemos transformar los hábitos “malos” que nos convierten en sus prisioneros

por hábitos “buenos” que nos proporcionen libertad de elección y de acción?

 

El primer paso es observar, prestar atención y hacernos preguntas acerca de cómo vivimos, de cómo nos conducimos en la vida, de cómo hacemos lo que hacemos. Preguntarnos acerca de si nuestras actividades, relaciones y circunstancias cotidianas nos plantean desafíos interesantes que podemos abordar con interés, gusto, agradecimiento y ausencia de esfuerzo. Si podemos hacerlas, gestionarlas y relacionarnos con ellas de  diferentes maneras.

Cuando no podemos elegir nos sentimos cautivos, atrapados por el hábito o la rutina: ” No puedo dejar de fumar”, “No puedo dejar de tomar tales alimentos”, “Que sería de mi si dejara a mi pareja”, “No puedo cambiar de trabajo, de casa, de ciudad o de país, tal y como están las cosas”, etc

Una vez hemos re-conocido, hemos tomado conciencia de nuestros hábitos y nos hemos dado cuenta si nos hacen más o menos libres habremos de investigar aquellos que nos restan libertad o nos hacen daño con el fin de modificarlos.

El segundo paso será indagar si el hecho de tener la sensación de estar atrapados, de sentirnos insatisfechos con nuestras rutinas tiene que ver con las circunstancias externas o internas.

Si creemos que son las circunstancias externas las causantes de nuestros “males” y limitaciones es que aún no hemos descubierto, no hemos aprendido o no nos han enseñado que CAMBIAR ES POSIBLE pero desde dentro, podemos aprender nuevas formas de obrar, de pensar, de sentir, de vivir CAMBIANDO NUESTRO CEREBRO.

Moshé Feldenkrais desarrollo su método de Toma de Conciencia a través del Movimiento para ayudarnos a cambiar nuestros hábitos limitantes, para ayudarnos a descubrir que sí tenemos opciones y que podemos elegir, gracias a la PLASTICIDAD DEL CEREBRO.

PRUEBA CLASES GRATUITAS

Dar nueva información al cerebro para que se reorganice, para que aumenten sus conexiones neuronales y se amplíen sus combinaciones, es posible hacerlo prestando una atención detallada al movimiento de nuestro cuerpo e investigando alternativas de movimiento más acordes con el diseño humano.

Moshé Feldenkrais descubrió que cada vez que combinamos la atención con el movimiento, se activan millones y millones de células cerebrales. Con la atención consciente las funciones organizativas del cerebro se ponen en acción. Cuanto más combinamos la atención con el movimiento, mayor es el número de células que se unen para formar nuevos patrones y posibilidades en nuestra vida: Nuevas acciones, nuevas ideas, nuevos sentimientos, nuevas emociones, nuevo conocimiento, nuevas posibilidades, nuevas elecciones… ¿No es estimulante?

Muchas gracias.

INFORMACIÓN RETIRO FELDENKRAIS DEL 16 AL 23 JULIO 2018

Inteligencia y disponibilidad de movimiento.

CÓMO TE MUEVES INDICA CÓMO PIENSAS

Por Helena Guevara: El nivel de “disponibilidad de movimiento” de nuestro cuerpo habla a cerca de nuestras “posibilidades de adaptación”. Cuanta más capacidad de adaptación, más posibilidades de sobrevivir en el medio. El que sobrevive en el medio es el más inteligente, luego “disponibilidad de movimiento” e “inteligencia” son las dos caras de una misma moneda.

¿Cuál es tu disponibilidad de movimiento? ¿Cómo te sientes de ágil? ¿Te sientas y te levantas del suelo con facilidad? ¿Te sientes segura caminando por un terreno pedregoso? ¿Bailas, ruedas, saltas? ¿Puedes caminar a cuatro patas? ¿Te consideras inteligente?¿Adaptable? ¿Disponible a lo nuevo?¿Con ganas de vivir?

¿Cómo vive una persona inteligente?

Si quisiéramos crear una sociedad de personas inteligentes…

sentado estudiar¿Les sentaríamos de bebés en un carrito, luego en una sillita de guardería, más tarde en un pupitre en el colegio, la universidad, el master, doctorado…para pasar a la silla de la oficina o sentarlos frente al ordenador o la tv… yendo de un sitio a otro sentados en el coche, tren, metro, bus…y descansando sentado en una terracita tomando algo, o sentados frente a la tv, en el cine, teatro, etc?

¿Introduciríamos el concepto de que sentarse en el suelo no es higiénico, es de mala educación, no es femenino?

¿Pondríamos 1 hora a lo mucho 2 h de “gimnasia” como asignatura en el cole?

¿Alejaríamos a los niños y adolescentes de su sentir, de las actividades artísticas que necesitan de los sentidos para reforzar la mente racional?

¿Introduciríamos las nuevas tecnologías en el aula? ¿O sería mejor sacar a los niños y jóvenes del aula e “introducirlos” en la naturaleza?

Sentado, quieto, entre cuatro aprendes, mirando una pantalla…

¿Qué le ocurre a tu cerebro? ¿Qué le sucede a tu cuerpo? ¿Se desarrolla la inteligencia? ¿Se aprende? o… ¿Se aprende a obedecer?

Muchas gracias

Helena Guevara

Para que la vida fluya… ¿Hay que esforzarse o no?

HEMISFERIOSEl tipo de enseñanza que hemos recibido, desde nuestra más tierna infancia, ha generado la idea de que “no está bien del todo poder hacer una cosa sin tener la sensación de esfuerzo“. Se ha conseguido que cuando las cosas nos salen fácilmente, o nuestra vida fluye, tengamos cierta sensación de culpabilidad…

En palabras textuales del Dr. FELDENKRAIS:
“Parece que los padres y maestros obtienen una satisfacción sádica de obligar a los niños a hacer un esfuerzo. Si el niño puede hacer sin patente esfuerzo lo que se le pide, lo trasladarán a una clase más adelantada o le pondrán más deberes, sólo para asegurarse de que el pobre aprenda que “la vida es así” y que no debe sentirse satisfecho, a menos de experimentar la tensión de haber llegado al límite”

¿Cambiar es fácil o difícil?

¿Crees que el cambio es posible?

¿Cambiar es fácil o difícil?

¿Cambiar requiere esfuerzo o no?

¿Cuáles son tus creencias respecto al cambio?

¿Puedes cambiar tus creencias?

¿Cómo? ¿A través del Movimiento?

¿Cambiar las creencias a través del movimiento?

¿Esto es Feldenkrais?

¿Cambio de creencias?

¿Una herramienta para cambiar de paradigma?

amherst 1Dice el Dr.Feldenkrais:

“La gente puede aprender a moverse y caminar y estar de pie de manera diferente, pero han renunciado porque piensan que es demasiado tarde, que el proceso de crecimiento se ha completado, que no pueden aprender algo nuevo, que no tienen el tiempo o la capacidad.
No tienes que volver a ser un niño para poder funcionar correctamente. Puedes, en cualquier momento de tu vida, re-inventarte a ti mismo. Puedo convencerte de que no hay nada permanente o compulsivo en tu sistema, salvo que tu creas que sí”

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies