HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Mensajes etiquetados pensamiento

Desarrolla tu potencial a través del Movimiento.

Depertar potencial con Feldenkrais¿Desarrollar mi potencial gracias al Método Feldenkrais? ¿Qué significa eso exactamente?. Además… ¿Feldenkrais no es una técnica de movimiento consciente dirigida a enseñar a las personas a que se muevan mejor? ¿No es un método para mejorar los dolores de espalda y articulaciones y para mejorar tanto la calidad como la amplitud del movimiento del cuerpo? Sí, pero no.

Si bien es cierto que los resultados de practicar el Método Feldenkrais tienen que ver con aliviar los dolores de músculos, huesos y articulaciones, alinear la columna, curar y prevenir lesiones, y mejorar la calidad y amplitud del movimiento, esta no fue la verdadera intención de Moshé cuando creó su método.

Su auténtico anhelo era ayudar a las personas, que así lo quisieran, a desarrollar su auto-conciencia, incrementar su capacidad de aprendizaje, fomentar su imaginación, impulsar su creatividad y avivar su espontaneidad.

Para facilitar todo esto Feldenkrais eligió el movimiento. ¿Por qué?

Si te paras a observar detenidamente, te darás cuenta de que en cada acción que realizamos están implicados el pensamiento, el sentimiento y el movimiento.

Por experiencia sabemos que no es fácil reconocer nuestros hábitos de pensamiento, nuestras creencias, ni tampoco nuestros hábitos de reacción emocional. Es complejo cambiar el pensamiento pensando, también cambiar nuestras emociones por ser tan intangibles y difíciles de detectar, sin embargo…

Sentir el movimiento es mucho más perceptible, concreto y accesible para todos.

Además, teniendo en cuenta que a nivel neurológico un cambio en la corteza motriz genera cambios equivalentes en el área emocional e intelectual, podemos entender por qué Moshé Feldenkrais escogió el Movimiento como puerta de entrada para originar cambios en el Sistema Nervioso y paralelamente en nuestra forma de pensar y de sentir.

Por misterioso que parezca, a través del movimiento podemos dar luz a todos esos hábitos que nos impiden vivir con más libertad y contactar con nuestro ser más profundo y crear el espacio necesario para que se exprese nuestro potencial, es decir, todas las posibilidades existentes y disponibles pero no usadas hasta ahora.

Feldenkrais resume su pensamiento aludiendo a la siguiente parábola tibetana:

“Una persona sin autoconciencia se parece a un carruaje en el que los pasajeros son los deseos, los caballos los músculos y el carruaje mismo el esqueleto. La auto-conciencia es el cochero, dormido. Mientras el cochero siga dormido, el carruaje será arrastrado sin objetivo alguno hacia este o aquel sitio, cada pasajero procurará dirigirse hacia un sitio particular y los caballos tirarán en otras direcciones. Pero cuando el cochero se despierta y empuña las riendas, los caballos tiran del carruaje hacia los destinos a donde deben llevar a los pasajeros.”

A esto añade:

“En los momentos en los que se une el sentimiento, los sentidos, el pensamiento y el movimiento, el carruaje avanza a gran velocidad por el camino que le corresponde. El ser humano puede, entonces efectuar descubrimientos, inventar, crear, innovar y “saber”. Comprende, entonces, que su pequeño mundo y el mundo que le rodea no son sino uno y el mismo y, en esa unión, ya no se siente sólo.”

Si esto es Feldenkrais… ¡Yo me apunto! ¿Y tú?

Muchas gracias

Helena Guevara

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies