HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

¿Fortalecer los músculos de la espalda?

Muchas personas me preguntan si el Método Feldenkrais es bueno para fortalecer la espalda. Me suelen decir que han ido al “Fisio” y que éste les ha dicho que hagan ejercicios para ello.

Yo les comento que desde el Método Feldenkrais no pensamos así y les explico que si hay dolores o molestias en la espalda, o músculos que no trabajan lo suficiente para realizar la función de erguir la columna, no es por un tema de debilidad muscular sino por una forma de organización que no corresponde con la del diseño natural, funcional, del ser humano.

Les explico que en Feldenkrais no fortalecemos la musculatura sino que buscamos ordenar el sistema neuromuscular para que cada músculo realice la función para la cual ha sido diseñado. Mejoramos la organización del movimiento para que unos músculos no trabajen demasiado en detrimento de otros, es decir, para que no se tensen y se fatiguen unos y se debiliten otros. Reequilibramos la función neuromuscular.

Así que no se trata de ejercitar músculos sino de descubrir por qué hay grupos musculares que usamos más que otros y de buscar la manera de devolver a cada parte su función. Ayudamos  a que los huesos se ordenen y alineen para que cumplan su función de sostén y, de esta manera, devolver a los músculos su función de contracción y extensión con el fin de que puedan mover los huesos en el espacio, ya que habitualmente los músculos suplen la función de sostén del esqueleto, motivo por el cual se tensan y consumen energía crónicamente.

Les cuento que en clase no hacemos “ejercicios”, no repetimos series de movimientos “adecuados” de forma repetitiva,  sino que nos convertimos en “Sherlock Holmes” e investigamos sobre nuestra propia manera de movernos y de usarnos a nosotros mismos. Les invito a que en vez de una lupa usen su capacidad de tomar conciencia, de darse cuenta de qué sienten y cómo hacen lo que hacen mientras se mueven durante las clases diseñadas por el Dr. Moshé Feldenkrais.

Le comento que progresivamente iremos descubriendo pistas, detalles acerca de nosotros mismos y nuestra manera de movernos ¡y de pensar! que nos irán llevando a la resolución del misterio, a mejorar nuestra organización neuromuscular. Y que será entonces cuando la tensión y el dolor se irán disolviendo y la habilidad de movimiento mejorando.

Pero también les aviso que el proceso es lento, delicado y, a veces, complejo. Les recuerdo que el Método Feldenkrais no es “Fast Food”, que cada persona es un gran misterio y que hace falta tiempo y perseverancia en la investigación para un resultado satisfactorio. Y les aseguro que si son capaces de tratarse a sí mismos con respeto y delicadeza, el proceso de investigación en sí mismo será muy gratificante, divertido y sorprendente! Al darse cuenta de esto podrán mantener esta autoindagación a través del movimiento durante muchos, muchos años.

Pero, sobre todo, les advierto que han de estar dispuestos no sólo a cambiar la manera de moverse sino también a cambiar su forma de pensar y su manera de vivir.

Porque su espalda, sus dolores y tensiones, su manera de moverse no están separados de su manera de pensar y de vivir su vida.

Entonces les digo que si están dispuestos a abrirse a algo nuevo son bienvenidos!

PARTICIPAR EN EL RETIRO FELDENKRAIS DEL 16 AL 23 JULIO 2018

Muchas gracias

Helena Guevara

¡Recibe las últimas novedades!

Moshé Feldenkrais

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies