HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Mensajes en la categoría Dignidad

Corregir: robar la dignidad

“Por favor, no trates de corregirme. No soy un fracasado. No te he pedido ninguna solución.

Cuando tratas de corregirme, involuntariamente activas sentimientos profundos de indignidad, vergüenza, fracaso, incluso de una duda mortal con respecto a mí mismo. No lo soporto. Siento que debo cambiar para poder complacerte, que debo transformarme sólo para poner fin a tu ansiedad, que debo mejorar para eliminar tu resistencia hacia mi manera de ser. Y sé que no puedo hacer eso, y mucho menos con la urgencia que tienes, de todos modos. Me pones en una situación imposible. Me siento sumamente impotente. LEER MÁS »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies