HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Mensajes en la categoría Neuroplasticidad

Envejecimiento y falta del movimiento.

¿Cómo te sientes cuando ves a un hombre o mujer de edad avanzada moverse lentamente y con gran dificultad? ¿Crees que ese es tu destino? ¿Crees que los seres humanos estamos condenados, con el paso de los años, a movernos de forma más restringida, a ser cada vez menos adaptables, más rígidos e inflexibles?

Si nos guiamos por lo que observamos a nuestro alrededor esta creencia esta bien fundamentada, ya que la mayor parte de las personas mayores que vemos en nuestra sociedad están muy limitadas a nivel de movimiento y cada vez son menos autónomas y más dependientes.

Pero si nos guiamos por cómo, efectivamente, está diseñado el sistema nervioso del ser humano, la creencia de que el envejecimiento trae consigo la limitación del movimiento quedará invalidada.

Abreviadamente podemos decir que el sistema nervioso humano está diseñado para mejorar, sin fin, su capacidad de moverse, de pensar y de sentir. Es decir, la posibilidad de aprender, en cualquiera de estas áreas, no tiene límites y no disminuye con la edad.

Lo que sucede es que una vez que encontramos una manera de desenvolvernos y de movernos en la vida que más o menos funciona, nos dedicamos a repetir esa estrategia una y otra vez, generando una serie de hábitos que se graban “a fuego” en nuestro cerebro y deforman nuestra estructura. Al “movernos” siempre, de la misma manera, dentro de lo conocido, de forma automática, sin explorar nuevas opciones, afianzamos y perpetuamos unas rutas neuronales concretas, que con el paso de los años se convierten a nivel motor en un numero muy restringido de movimientos y a nivel mental y emocional en las conocidas “manías de viejo”. Ser maniático no es un rasgo de la personalidad, ni una desgraciada cualidad de la vejez. Significa tener un escaso repertorio de respuestas a las demandas de una vida misteriosamente cambiante y una compulsión interior a repetir reiteradamente las mismas formas de funcionar.

Una persona “maniática” es una persona que ha dejado de aprender, que por desconocimiento e inconsciencia, ha elegido dejar de alimentar a su cerebro con nuevas opciones, con nuevos registros de movimiento, nuevos puntos de vista sobre un mismo aspecto, nuevas maneras de hacer lo mismo de forma diferente.

El Método Feldenkrais, de auto-conciencia a través del movimiento, pretende, precisamente, ofrecer a nuestro sistema nervioso más opciones de movimiento, ampliar el rango de movilidad de todas y cada una de las articulaciones del cuerpo, despertar nuevas posibilidades de acción más eficaces, suaves y fáciles a las usadas hasta hoy.

Dice el Dr. Feldenkrais:

“El perfeccionamiento no tiene límites. El hombre que estaba habituado a leer a la luz de una antorcha o una lámpara de aceite pensó que la vela de cera era la última palabra y no prestó mayor atención al humo, el hollín o el olor que despedía. Cuando consideramos el posterior desarrollo de la iluminación artificial, comprendemos que al fijar límites sólo nos basamos en la ignorancia. Cada vez que ampliamos los confines de nuestro conocimiento y auto-conciencia, aumentan nuestra sensibilidad y la precisión de nuestras acciones y se expanden los límites de lo que consideramos normal”.

Personalmente cuando miro al futuro tengo claro que tipo de viejecita quiero ser.

• Quiero ser autónoma, ágil y despierta. Quizás no tenga “el traje tan planchado como ahora”, pero espero sentirme en él más cómoda que hoy.

• Quiero moverme de forma más armoniosa y liviana, subir al monte y cansarme menos por estar mejor organizada, levantarme del suelo con más agilidad y al caminar descalza por las rocas, a la orilla del mar, tener más habilidad y mejor equilibrio.

• Quiero sentir siempre curiosidad por la vida, ganas de aprender y fuerza vital para hacerlo.

• Quiero conocer mi propio ritmo y respetarlo, sin importarme cuál es el ritmo marcado por la sociedad actual.

• Quiero sensibilizarme, desarrollar más y más la capacidad de sentir, y así poder discernir con más claridad lo que realmente necesito en cada momento. Empatizar mejor, por ser más sensible, y tener el corazón más abierto para que puedan entrar en él más personas, sean como sean y piensen como piensen.

• Quiero seguir investigando, practicando y compartiendo el Método Feldenkrais, por que es la herramienta más completa e inteligente, que hasta hoy he conocido, para lograr todo lo que he expuesto anteriormente.

Y, también, quiero “meterte el gusanillo” para que te animes a conocer ¿Qué es Feldenkrais? y despertar tu curiosidad y que nunca dejes de aprender y que descubras, sean cuales sean tus condiciones de salud y tu edad, que tu capacidad de mejora no tiene límites.

Por cierto… ¿Tú cómo quieres ser de mayor?

Muchas Gracias

Helena Guevara

“Idear nuevas alternativas contribuye a que seamos

más fuertes y sabios.” M. Feldenkrais

PARTICIPAR EN EL RETIRO FELDENKRAIS DEL 16 AL 23 JULIO 2018

Envejecer significa dejar de tomar conciencia.

learningDice el Dr. Feldenkrais que “La libertad tiene que ver con la posibilidad de tener opciones”.

Los sistemas vivos tienen dos opciones: incapacitarse progresivamente para mantener su estructura u orden interno o, por el contrario, evolucionar hacia una mejor organización u orden superior. La primera opción tiene que ver con el envejecimiento, tal y como comunmente lo conocemos: enfermedad, restricción de movimiento, incapacidad de adaptación a nuevas situaciones, y la segunda, evolucionar, con la indagación interna, la toma de conciencia, el aprendizaje constante y la salud, entendiendo ésta en un sentido amplio.

Que la piel se arrugue y el pelo encanezca es un aviso de que el tiempo se acaba y el final se acerca.

Otra vez tenemos dos opciones: resignarnos, dejar que la incapacidad se vaya haciendo dueña de nosotros y tratar de tener el medio externo lo más controlado posible o, por el contrario, aceptar el desafío e indagar, día a día, momento a momento, cómo deshacer los condicionamientos inconscientes que nos causan daño a nosotros y a los demás, y desarrollar la capacidad de adaptación al medio externo.

Ese día va a llegar; digase el final, la muerte, el tránsito, el gran encuentro o como lo queramos llamar y nuestra conciencia, sí o sí, va a mirar hacía atrás y nos va a tocar tomar nota de todo el tiempo perdido en distracciones banales e intuyo cierto arrepentimiento por no haber puesto en el nº1 de nuestras prioridades, el empeño en evolucionar y despertar.

“Es un mito pensar que el despertar espiritual es un fenómeno raro que sólo está a disposición de unos pocos escogidos…Este mito sobre el despertar es un obstáculo para nuestro propio proceso de descubrimiento, por que creemos en una limitación que no es real, sino autoimpuesta.” Adyashanti

Cuando me miro en el espejo me digo, ánimo, aún tienes tiempo de tomar conciencia, de desenredar tus nudos internos, de aligerar la carga, de dar luz a los automatismos que te mantienen en un estado se sueño y sufrimiento.

Envejecer me impulsa a tratar de tomar más y más conciencia acerca de cómo funciono en mi día a día: cómo pienso, cómo me muevo, cómo me relaciono, cómo escribo, cómo me expreso, etc. Por que sólo tomando conciencia de nuestra forma de actuar tendremos la posibilidad de elegir nuevas opciones de funcionamiento más integras, saludables y maduras.

Gracias.

Helena Guevara

cuerpo-arco-iris

El coraje de moverse lentamente y sin esfuerzo.

foto_rueckenCada vez tengo más claro que el Método Feldenkrais es sólo y exclusivamente para personas valientes. Ya sabemos que la persona valiente no es la que no tiene miedo sino la que tiene el coraje de confrontarse con sus sombras, sus miedos, heridas y dificultades.

En este momento existen en nuestra sociedad multitud de propuestas de “salud” que tienen que ver con el entrenamiento muscular, estiramientos y tonificación.  Todas ellas, a menudo, rodeadas de músicas trepidantes, diseñadas en forma de series repetitivas de movimientos rápidos y con instructor@s a los que imitar que, además de hacerlo “mejor” que nosotr@s, nos alientan a esforzarnos siempre un poco más. Dichoso esfuerzo… dichosa cultura judeo-cristiana que nos maldijo insertando en el inconsciente colectivo la creencia de que tendremos que esforzarnos y sufrir para lograr expiar la culpa de un tal Adán que comió no se qué manzana prohibida…

El Método Feldenkrais va contracorriente, quizás por eso cuesta darlo a conocer…

El Dr. Feldenkrais, a través de su ingenioso método, nos propone movernos muy lentamente y reducir el esfuerzo al máximo posible, sin, jamás, ir más allá de nuestros propios límites. De esta manera, podremos afinar nuestra sensibilidad y, nuestra atención captará detalles acerca de nosotr@s mism@s, de nuestra forma de movernos y de estar en el mundo que hasta ahora eran inconscientes y habían pasado inadvertidos. Es en este momento cuando el coraje entra en juego, por que nos daremos cuenta de que, en muchas ocasiones, nuestro cuerpo no sabe responder a las ordenes dictadas por nuestro cerebro (por ejemplo: trata de flexionar, lentamente y sin esfuerzo, el dedo anular de una de tus manos sin que se flexione ni el meñique y ni el dedo corazón). También encontraremos puntos de dolor que hasta ahora pasaban desapercibidos, desconexiones entre diferentes partes de nuestro cuerpo, desorganización en relación al orden organicamente “correcto” de movernos (por ejemplo utilizando la musculatura del cuello en primer lugar cuando queremos levantar la cabeza del suelo si permanecemos tumbados boca arriba, en vez de inicar el movimiento desde los músculos del bajo abdomen).

Para nuestro ego no es plato de buen gusto darnos cuenta de que sabemos mucho menos de lo que creíamos, de que nuestro cuerpo alberga  y enquista mucha información dolorosa que tiene que ver con nuestra historia personal, familiar y cultural…

Por eso hace falta coraje, por que el Método Feldenkrais te confronta con tu lado oscuro. Cuerpo, movimiento y fuerza de la gravedad son los ingredientes base para este camino de autoconocimiento.

¿Lo bueno? A parte de ser una gran estrategia para tomar conciencia de tus sombras, lo bueno es que tomas conciencia por ti mism@, que nadie se entera de la profundidad dolorosa de tu proceso, que no lo tienes que exponer en público, que puedes vivirlo íntimamente y ser tú tu propi@ maetsr@. Lo bueno, también, es que estarás acompañad@ por un/a profesor/a que “no lo hace mejor que tu”, que no te juzga, que te alienta a hacer menos, a ir más despacio y más profundo, que es compasiv@ y también autoconsciente de sus propias limitaciones.

Gracias.

Helena Guevara

“Encuentra tu verdadera debilidad y ríndete a ella. Ahí está el camino de la genialidad. La mayoría de la gente pasa su vida usando sus fortalezas para superar o encubrir sus debilidades. Hay unos pocos que utilizan sus fuerzas para incorporar sus puntos débiles, que no se dividen, esas personas son raras de encontrar. En cualquier generación hay unos pocos y son quienes la lideran”Moshé Feldenkrais 

Nueva Clase Gratuita Feldenkrais On-line Audio.

63983_426614604096339_1477552312_n¡Hola! Aquí tienes una nueva clase del Método Feldenkrais®, en Audio,  guiada por mi.

Una novedosa manera para deslizarte hacia el silencio de tu interior a través del movimiento, de mejorar el funcionamiento de tu cuerpo y aliviar tensiones físicas y mentales. Aprovecha y explora nuevas maneras de moverte y actuar en tu vida cotidiana que sean más fáciles y placenteras. La calidad de tu vida no depende tanto de “qué” es lo que haces sino de “cómo” lo haces.

¡Que la disfrutes!

Reprograma tu cerebro a través del movimiento

Felden Clase 10COMO ES ADENTRO ES AFUERA

Cómo me muevo, cómo me expreso, cómo escribo, qué elijo y qué rechazo, etc… ¿Son proyecciones de mi Sistema Nervioso?

O dicho de otra manera… ¿La programación que hay en mi cerebro se proyecta en cada acción que realizo?

Entonces… ¿Mi realidad externa también es una proyección del programa de mi cerebro?

Si esto fuera así… ¿Puedo conocer mi programación inconsciente observando mi realidad externa?

Si esto también fuera así… ¿Podría cambiar mi vida, por mi misma, cambiando el programa de mi Sistema Nervioso? ¿Cómo puedo cambiar la programación de mi Sistema Nervioso?

Moshé Feldenkrais decía que la forma más fácil y concreta es…

A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO 

Por que la principal ocupación del sistema nervioso es el movimiento, además, la cualidad del movimiento es mucho más fácil de distinguir que la cualidad de los pensamientos o los sentimientos. Conócete a través del Movimiento

Inteligencia y disponibilidad de movimiento.

CÓMO TE MUEVES INDICA CÓMO PIENSAS

Por Helena Guevara: El nivel de “disponibilidad de movimiento” de nuestro cuerpo habla a cerca de nuestras “posibilidades de adaptación”. Cuanta más capacidad de adaptación, más posibilidades de sobrevivir en el medio. El que sobrevive en el medio es el más inteligente, luego “disponibilidad de movimiento” e “inteligencia” son las dos caras de una misma moneda.

¿Cuál es tu disponibilidad de movimiento? ¿Cómo te sientes de ágil? ¿Te sientas y te levantas del suelo con facilidad? ¿Te sientes segura caminando por un terreno pedregoso? ¿Bailas, ruedas, saltas? ¿Puedes caminar a cuatro patas? ¿Te consideras inteligente?¿Adaptable? ¿Disponible a lo nuevo?¿Con ganas de vivir?

¿Cómo vive una persona inteligente?

Si quisiéramos crear una sociedad de personas inteligentes…

sentado estudiar¿Les sentaríamos de bebés en un carrito, luego en una sillita de guardería, más tarde en un pupitre en el colegio, la universidad, el master, doctorado…para pasar a la silla de la oficina o sentarlos frente al ordenador o la tv… yendo de un sitio a otro sentados en el coche, tren, metro, bus…y descansando sentado en una terracita tomando algo, o sentados frente a la tv, en el cine, teatro, etc?

¿Introduciríamos el concepto de que sentarse en el suelo no es higiénico, es de mala educación, no es femenino?

¿Pondríamos 1 hora a lo mucho 2 h de “gimnasia” como asignatura en el cole?

¿Alejaríamos a los niños y adolescentes de su sentir, de las actividades artísticas que necesitan de los sentidos para reforzar la mente racional?

¿Introduciríamos las nuevas tecnologías en el aula? ¿O sería mejor sacar a los niños y jóvenes del aula e “introducirlos” en la naturaleza?

Sentado, quieto, entre cuatro aprendes, mirando una pantalla…

¿Qué le ocurre a tu cerebro? ¿Qué le sucede a tu cuerpo? ¿Se desarrolla la inteligencia? ¿Se aprende? o… ¿Se aprende a obedecer?

Muchas gracias

Helena Guevara

Para que la vida fluya… ¿Hay que esforzarse o no?

HEMISFERIOSEl tipo de enseñanza que hemos recibido, desde nuestra más tierna infancia, ha generado la idea de que “no está bien del todo poder hacer una cosa sin tener la sensación de esfuerzo“. Se ha conseguido que cuando las cosas nos salen fácilmente, o nuestra vida fluye, tengamos cierta sensación de culpabilidad…

En palabras textuales del Dr. FELDENKRAIS:
“Parece que los padres y maestros obtienen una satisfacción sádica de obligar a los niños a hacer un esfuerzo. Si el niño puede hacer sin patente esfuerzo lo que se le pide, lo trasladarán a una clase más adelantada o le pondrán más deberes, sólo para asegurarse de que el pobre aprenda que “la vida es así” y que no debe sentirse satisfecho, a menos de experimentar la tensión de haber llegado al límite”

Nueva información para tu cerebro a través del movimiento

“Nuevas opciones,

nuevas conexiones neuronales.”

Cuando somos adultos, encontramos formas de pensar y de hacer las cosas que nos funcionan, que suelen ser productivas, eficaces y prácticas. Entonces repetimos constantemente esos patrones. El peligro es que nos convirtamos en autómatas activando a diario los mismos circuitos obsoletos.

Cuando no ofrecemos a nuestro cerebro lo que necesita para crear y prosperar empezamos a apagarnos y a ser inflexibles y cada vez respondemos peor a las personas y a los acontecimientos que nos rodean. Cuanto más se repite esto más vemos la información nueva como una distracción o incluso como una amenaza. Estamos físicamente y mentalmente apagados, menos receptivos ante cualquier cosa novedosa o diferente…

felden 5Pero una parte de nuestra verdadera naturaleza consiste en transcender los hábitos y las rutinas persistentes. Nuestro cerebro prospera cuando crea información nueva y eso es lo que necesitamos para sentirnos vivos, tener entusiasmo y comprometernos con la vida de una manera vital.

Nosotros mismos hemos elegido nuestros hábitos en el pasado, así que somos capaces de seleccionar nuestros hábitos de nuevo.

Moshé Feldenkrais

VÍDEO – FELDENKRAIS “BABY TEACHER II”

442308340_640Y el maestro continúa enseñándonos…

VÍDEO – FELDENKRAIS “BABY TEACHER I”

Feldenkrais-Class-2-Baby-LivMira esta maravillosa “Master class”:

¡Una vida llena de posibilidades!

Beneficios NeurológicosCada vez que combinamos la atención con el movimiento, se activan millones y millones de células cerebrales. Con la atención consciente las funciones organizativas del cerebro se ponen en acción.
Cuanto más combinamos la atención con el movimiento, mayor es el número de células que se unen para formar nuevos patrones y posibilidades en nuestra vida: Nuevas acciones, nuevas ideas, nuevos sentimientos, nuevas emociones, nuevo conocimiento…¿No es estimulante?

Al probar diferentes formas de moverte tendrás más disponibilidad de movimiento y mejorará tu salud.
Al introducir variaciones en tu forma de pensar, descubrirás ideas y soluciones nuevas.
Al ampliar tu forma de moverte y de pensar, se despertarán tus sentidos y abrirás las puertas a nuevos mundos de sensualidad…

Anat Baniel

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies