HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Fundamentos

“El Método Feldenkrais ha adquirido una gran relevancia en ámbitos tan diversos como

la neurociencia y el teatro, la psicología y la danza, la fisioterapia y la música, la educación y rehabilitación,

en el desarrollo infantil y la actividad atlética”.

 

BIOMECÁNICA

Descubrir por uno mismo el funcionamiento del cuerpo

En las clases del Método Feldenkrais® no aprendemos a movernos de una forma determinada, de una forma “correcta”, sino que se investiga y se descubre cómo se compone y se organiza el movimiento en el cuerpo. Para este fin el Dr. Moshe Feldenkrais desarrolló múltiples “Secuencias de Movimientos” de forma que cualquier persona pudiera descubrir, comprender y optimizar el funcionamiento de su propio cuerpo.

Aprender a organizar el movimiento de forma más eficaz

Biomecánica Feldenkrais

Biomecánica

Aprendemos “cómo” funciona nuestro cuerpo igual que aprendimos a leer y escribir: primero conociendo las vocales (a,e,…), luego las consonantes (m,n,…), más tarde las diferentes conexiones existentes entre ellas (m+a = ma) y finalmente sus diferente combinaciones (ma+ma = mama).

De la misma manera, a través de la auto-exploración, comenzamos diferenciando las partes (pelvis, vértebras de la columna, omoplatos, brazos…), investigamos las diferentes conexiones internas entre dichas partes (cómo se relaciona la cabeza con la pelvis, los brazos con el cuello, las caderas con la columna…) y exploramos las diferentes combinaciones posibles.

Un vez que aprendes a leer, puedes leer con fluidez y facilidad lo que quieras. Así mismo, una vez que conoces “cómo” funciona tu cuerpo, puedes moverte de una forma más fluida y fácil, sin tensión ni dolor, y decidir qué quieres hacer de forma más cómoda y eficaz: caminar, subir al monte, practicar yoga, jugar al fútbol, hacer el amor, nadar, bailar, estar más cómodo sentado frente al ordenador, etc.

PLASTICIDAD CEREBRAL

Movimientos no habituales, nuevas conexiones neuronales

Moshe Feldenkrais fue una persona profundamente interesada en el desarrollo del potencial del ser humano, en el funcionamiento del cerebro y en su capacidad para seguir aprendiendo y crear nuevas conexiones neuronales.

El uso del movimiento para reorganizar el cerebro

Plasticidad cerebral

Nuevas Conexiones Neuronales

Basándose en sus profundos conocimientos científicos creó un sistema de “Aprendizaje a través del Movimiento” con el fin de generar cambios en la propia organización del Cerebro y mejorar el funcionamiento integral del ser humano. 

Las “Secuencias de Movimientos” fueron diseñadas para incidir, específicamente, sobre la corteza motriz, ya que, a nivel neurológico un cambio en la corteza motriz tiene efectos paralelos sobre el pensamiento y el sentimiento.

Libertad: la posibilidad de tener opciones

Las “Secuencias de Movimientos” están diseñadas con el fin de desafiar al cerebro, mediante la exploración de movimientos no habituales, para que éste pueda encontrar nuevas posibilidades de movimiento más cómodas y eficaces a las utilizadas habitualmente.

Tener más opciones de movimiento nos brinda la oportunidad de adoptar nuevas formas de funcionar y así poder abandonar hábitos dañinos. Tener nuevas alternativas proporciona una mejora significativa en la calidad y facilidad a la hora de movernos y funcionar en la vida cotidiana. 

Facilidad es sinónimo de organización armoniosa. Una buena organización corporal posibilita ejecutar la mayoría de las acciones normales sin sensación alguna de esfuerzo ni tensión.

 En definitiva, la mejora del movimiento sólo puede presentarse tras haberse producido, previamente, un cambio en el cerebro y el sistema nervioso.

DESARROLLO PSICOMOTOR

Aprender como cuando éramos niñ@s

Moshe Feldenkrais consideró el cuerpo como el principal vehículo de aprendizaje del ser humano.

Cuando nacemos gran parte de nuestro Sistema Nervioso es como un lienzo en blanco. En él se van dibujando las experiencias, descubrimientos y aprendizajes que realizamos en la infancia, principalmente, a través del movimiento.

Exploración lúdica – Descubrir nuevas posibilidades

Aprendiendo como niños

Muchas de las clases están diseñadas para que, mediante una exploración lúdica del movimiento, sin miedo a equivocarnos y sin fijarnos un objetivo al que “tener que llegar”, podamos recordar cómo aprendimos a movernos cuando éramos bebés: levantar la cabeza, rodar, sentarnos, gatear, andar…

 Esta forma de “Aprender a través del Movimiento” permite a nuestro cerebro recuperar posibilidades de movimiento olvidadas y despertar recursos latentes dormidos en nuestro interior.

ARTES MARCIALES

Judo: “El camino de la suavidad”

.

El Dr. Feldenkrais fue discípulo del Maestro Japonés Jigoro Kano, creador del Judo. Bajo las “Secuencias de Movimientos” diseñadas por el Dr. Feldenkrais subyacen principios del Judo como:

Mínimo esfuerzo – Máxima eficacia

jigoro_kanoAprender a actuar con el mínimo esfuerzo y la máxima eficacia tanto a nivel físico como a nivel mental.

 A nivel físico aprendemos, gradualmente, a inhibir  los movimientos innecesarios para la acción, los  “movimientos  parásitos“. 

A nivel mental aprendemos a observar y a inhibir los estados  emocionales y pensamientos que van en contra del principio de mínimo esfuerzo-máxima eficacia como el enfado, la preocupación, el juicio, la falta de confianza y la negatividad.

Diferenciación – Integración

Aprender a llevar la atención a la parte y al todo, a la forma y al fondo.

 Las “Secuencias de Movimientos” nos enseñan cómo diferenciar las partes de nuestro sistema y, a su vez, cómo relacionarlas e involucrarlas todas en un movimiento global.

Alerta serena – Confianza

Se desarrolla el permanecer alerta, lo que proporciona un estado de serenidad.

 La serenidad es la confianza que se deriva del conocimiento de que seremos capaces de solucionar cualquier eventualidad que se presente.

ENFOQUE PEDAGÓGICO

Respetuoso con la persona y sin modelo a imitar

Rodar como bebés

Rodando como bebés

En este sistema de enseñanza, no existe modelo a imitar, nadie muestra cómo uno ha de moverse. No hay un profesor que sabe y un alumno que tiene que aprender de éste. El profesor es quién, mediante pautas y sugerencias verbales, facilita que el/la alumn@ aprenda por sí mism@ y a cerca de sí mism@.

En este contexto las clases se convierten en un laboratorio donde se investiga el movimiento y donde el/la alumn@ se convierte, al mismo tiempo, en el/la investigador/a y en el objeto investigado.

Respetando el ritmo de cada persona

Se proporciona un espacio en el que cada persona pueda aprender a su propio ritmo, según sus propias posibilidades, sin prisa y sin tener que adecuarse al ritmo de los demás.

Sin juicio sobre lo “correcto” – Sin miedo a equivocarse

Durante las clases no se corrige al alumno ni se juzga si los movimientos son correctos o incorrectos, en todo caso si son más fáciles y cómodos cada vez. Durante la práctica los errores se consideran “esenciales” para un aprendizaje satisfactorio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies