HELENA GUEVARA - Expandiendo los límites de lo posible -

Clases Audio Gratis

Prueba 3 Clases del Método Feldenkrais en Audio de forma gratuita. Guiadas con mucho cariño y profesionalidad. ¡Déjate sorprender!

PROBAR CLASES

Tienda Online

Clases en Audio de fácil descarga. Para que puedas mejorarte a ti mism@, a tu propio ritmo, cuando tú quieras y donde tú elijas.

COMPRAR AUDIOS

Contacto

Escríbeme para lo que necesites. Estaré encantada de atenderte y trataré de responderte en menos de 48h. Gracias.

CONTACTAR

El sostén interno

Por Philip Unseld: Una de las asociaciones más comunes que evoca el esqueleto humano en nuestra cultura occidental es probablemente la muerte. Entre otras causas hay una serie de símbolos que, con el tiempo, aportaron lo suyo en crear esta asociación no del todo positiva; podríamos citar el esqueleto con guadaña o la calavera en la bandera de los piratas; sin duda hay más.
Pero detrás de este manto hay otro aspecto del esqueleto, sumamente positivo. Desde un punto de vista biológico nuestro esqueleto es de una importancia fundamental en todo lo que hacemos; nos da el soporte, la estructura material en el accionar, una estructura que, cuando se usa de manera eficiente, resulta ser extremadamente fuerte y sin embargo flexible.
El esqueleto humano es el resultado de millones de años de evolución. Su función básica es proveernos de una libertad fundamental: reducir al mínimo la influencia de la fuerza de gravedad y liberar nuestro aparato múscular para la acción. La única manera de compensar el uso ineficiente del esqueleto es a través de tensiones musculares crónicas. Por ende, los músculos involucrados y ocupados en tales funciones compensatorias no están del todo libres para otras funciones, muchas veces básicas, como p.ej. respirar, girar, mover la cabeza, levantar un brazo etc. Las interferencias funcionales crean muchas contradicciones en el sistema muscular y se manifiestan en forma de contracturas o procesos inflamatorios crónicos.
En cambio, las personas con buen uso del propio esqueleto disponen de una libertad de movimiento notablemente mayor, se lesionan menos y todo lo quehacen evoca un aire de ligereza. El efectivo uso del sistema esqueletal también es una condición indispensable para un buen funcionamiento del sistema muscular y nervioso.
El principio constructivo de los huesos crea una relación de fortaleza y liviandad al mismo tiempo que hasta hoy en día no ha sido posible reproducir artificial o técnicamente. Una columna correctamente alineada es capaz de sostener varios cientos de kilogramos de peso sin dañarse.
El sistema esqueletal facilita la mayor estabilidad posible y una casi infinita variedad funcional al mismo tiempo. Evolutivamente, la variedad funcional es la resultante de un proceso de desarrollo del principio vital en búsqueda de libertad de desplazamiento a través del movimento.
La postura vertical, tipicamente humana, es sumamente flexible pero inestable. Su gran ventaja es la movilidad, sobre todo la posibilidad de rotación alrededor de su propio eje.
Las influencias culturales, sociales, emocionales etc. crean muchas veces en su conjunto una adaptación inadecuada del cuerpo a su entorno.
Un ejemplo cotidiano son las sillas supuestamente anatómicas o ergonómicas que prácticamente « invitan » a la columna a desalinearse.
Por otro lado, en nuestra vida emocional, vivimos apoyados en ideas, valores materiales, creencias, ilusiones, esperanzas, expectativas, personas, promesas u otras cosas creando así una sensación de seguridad.
Es posible aprender a usar únicamente el propio esqueleto para apoyarse y sentir la calidad y firmeza de este apoyo y usarla como fuente se seguridad. Es de un valor incalculable especialmente en situaciones difíciles, como situaciones conflictivas, de mucha presión, la exposición pública o situaciones graves como accidentes o la perdida de un ser querido. Es posible vivir esas circunstancias sintiéndose sostenido internamente por el propio esqueleto. Es justamente en situaciones difíciles cuando más valor tiene una orientación interna clara, es decir, saber y sentir cómo y dónde apoyarse para aumentar una seguridad interna.
El esqueleto no tiene inervación propia, lo cual dificulta adquirir una conciencia directa del mismo. Pero es posible abordarlo de manera indirecta a través del movimiento. Esto se logra formando una conciencia funcional ya que no se trata de una determinada postura estática sino de algo sumamente dinámico: unir la flexibilidad con la fortaleza, principio esencial del sistema óseo. Aprender a ”danzar” la vida en este sentido significa un paso claro en dirección de una mayor libertad e independencia.

Autor: 1998 Philipp A. Unseld Fuente: http://feldenkrais-open.es

La salud según Moshé Feldenkrais

Sobre de la salud. Publicado en Dromenon. Derechos reservados 1979 por Moshe Feldenkrais

“Una persona sana es aquella que puede vivir plenamente, incluso sus sueños inconfesados”.

“Pocos años antes de la Segunda Guerra Mundial, al mismo tiempo que trabajaba en la Sorbona con Joliot-Curie para sacarme mi doctorado en Ciencias, enseñaba judo para ganarme la vida. Uno de mis estudiantes, cazadores de animales salvajes en África, me invitó a su casa, en la que me quedé solo algunos minutos. Me asusté cuando un león entró en la habitación y se me acercó para lamerme. Lo trajeron a París de pequeño y ahora se había convertido en un verdadero león.

Unos meses más tarde, la policía llevó al león al zoo de París. El animal había salido a la calle y una anciana con un perrito pequinés y problemas de visión, confundiéndolo con un perro grande, lo persiguió con su paraguas para alejarlo. Después de negarse a comer y beber durante unos diez días, el león murió en su jaula. Omito detalles para no extenderme. Pero el punto importante es que un animal sano, murió, obviamente debido a un trauma emocional. ¿Pero, realmente se trataba de un animal sano? Si un león sano, muere a los diez días de cambiar repentinamente de vida, ¿qué significa estar sano?

Si un ser humano no necesita servicios médicos durante años y no se queja de dolor o molestias, ¿está sano? Si, por otra parte, esta misma persona vive una vida sin interés, imbuido en dificultades matrimoniales que le llevan al suicidio – ¿es una persona sana?  Y si una persona nunca termina su trabajo de una manera u otra  y sigue cambiando de puesto de trabajo una y otra vez sólo para evitar obligaciones  ¿es una persona sana?

Obviamente, la salud no es fácil de definir. No basta con decir que el hecho de no medicarse o pedir ayuda psicológica es signo de buena salud.

Entonces, ¿qué es la salud?

La vida es un proceso. Esto significa que todo lo que nos pasa mientras estamos vivos, está ligado al tiempo. Todo el mundo lo sabe, incluso si nadie lo piensa o lo dice. Un proceso no se puede detener por un periodo de tiempo, dependiendo de las fuerzas que están involucradas. Y por supuesto, todo el mundo sabe, que si el cerebro no se oxigena durante 10 o 15 segundos, el proceso se detiene por completo. Y si por suerte, alguien logra hacerlo funcionar de nuevo, empieza un nuevo proceso y la persona nunca más será lo que era. Si una persona está sangrando hasta la muerte  y el corazón se detuvo por esta causa, no es fácil que vuelva a funcionar de nuevo. En resumen, todos los procesos se detienen y no volverán a funcionar espontáneamente. Esto es cierto para cualquier proceso químico irreversible o cualquier reacción. Así que, obviamente, la salud, significa antes que todo, que todas las funciones esenciales de una persona deban ser capaces de continuar sin un paro prolongado. La conciencia, el sistema nervioso central, el corazón, etc., deben funcionar de manera uniforme.

No estamos diciendo nada, que no supiéramos ya.

Los grandes sistemas que funcionan son también procesos que dependen del tiempo. Cualquier gran empresa o nación son buenos ejemplos: Ford, ICI, Philips, o cualquier otro sistema de tal tamaño. Todos estos sistemas seguirán funcionando incluso si una de sus empresas, minas o ciudades dejan de existir. Un gran sistema se mide según la amplitud del choque que pueda recibir, sin que ello detenga su proceso.

Ahora, el sistema nervioso humano tiene, al menos 3.10 (10) partes. Es un sistema lo suficientemente grande, como para que sus funciones equilibradas obedezcan a la ley de los grandes sistemas. La salud de un sistema de este tipo, se puede medir, por el impacto que pueda recibir, sin que ello comprometa, la continuidad del proceso.

En resumen, la salud se mide por el impacto que una persona pueda recibir, sin que su forma habitual de vivir se vea comprometida.

La manera habitual de vivir se convierte en criterio de salud. El dormir, el comer, el respirar, los cambios en el clima, el frío, el calor, el trabajo deben ser capaces de grandes variaciones – choques repentinos. Cuanto más sana está la persona, más fácil es para ella recuperar el hilo de su vida, después de impactos repentinos,  operando cambios en todo lo que es necesario para vivir.

Pensándolo bien, no hay nada aquí difícil de aceptar. Salvo el hecho de que pudiéramos  sorprendernos de encontrar, a dónde nos conduce esta posibilidad.  Al nacer, nuestro sistema nervioso no es el mismo, de cómo es, siendo adultos. Para que un sistema funcione, como lo hace en cada uno de nosotros, el sistema nervioso necesita el mundo externo. Hay luces, de intensidades y colores diferentes. Los objetos están cerca o lejos, etc. Por lo que nuestros ojos deben aprender, incluso a ver, un objeto tridimensional en una imagen bidimensional. En resumen, nuestro sistema necesita una específica parte del mundo externo, para aprender un idioma.

Pero hay cuestiones más fundamentales. El sistema está conectado al mundo externo, a través de sus órganos sensoriales y cenestésicos. Un sistema nervioso no diferenciado, cuando crece se vuelve diferenciado para lidiar con precisión con objetos externos. ¿Qué es lo que implica esto, en un sentido práctico?

Esto significa, que tenemos que aprender a separar funcionalmente, es decir,  diferenciar nuestras sensaciones de nuestros sentimientos. Un bebé que ve un objeto rojo tiene la sensación del rojo, ya que el objeto en sí, no tiene sentido hasta que se es más grande y se sabe lo que es ese objeto. Oír un tambor por primera vez, provoca una sentimiento de algo aterrador, una sacudida cenestésica. Sólo después de haber padecido varias sacudidas de este tipo, una diferenciación entre el sentimiento y la percepción auditiva, nos permite oír y percibir un tambor. El mismo tipo de diferenciación de nuestras sensaciones cenestésicas, de los objetos del mundo externo que puedan afectar nuestro gusto, nuestras experiencias táctiles, nuestro sentido del olfato y los sentidos de los que ya hemos hablado, se producirá de manera gradual.

Todas estas diferenciaciones, no se producirán de manera uniforme y cada bebé tiene por supuesto un historial de desarrollo totalmente individual. Es así, como algunas personas conciben el mundo exterior de preferencia visualmente, otras de manera auditiva y otras aún de modo táctil o kinestésico. En realidad, la mayoría de la gente tiene sus sentidos y sentimientos diferenciados en diferentes grados. Puede que no sea evidente, el hecho de que podamos visualizar u oír un objeto cuando nos lo imaginamos o cuando recordamos experiencias que han producido la diferenciación. Ello se aplica de manera exacta a todos los otros sentidos.

Finalmente, lo que forma nuestro sistema nervioso, es este tipo de aprendizaje del conocimiento del mundo externo, a través de nuestros sentidos. Un tal largo y complicado proceso de aprendizaje, no puede ser perfecto y sin errores para todos. Del mismo modo que hay varios tipos de peces en el mar, hay varios tipos de personas en el mundo. Algunos crecerán formando su propia relación con el mundo en condiciones seguras, con una buena herencia y en diferentes momentos de la evolución de la civilización y de la cultura humana. Otros no tienen tanta suerte.

Algunas de nuestras tendencias, seguirán siendo nuestras tendencias durante todo el tiempo en que vivamos. Nunca se han diferenciado para ser de uso práctico en nuestra forma de actuar y reaccionar al mundo que nos rodea. Por lo tanto,  todo el mundo tiene sus sueños inalcanzables, una vez adulto. Nuestra cultura, nuestros padres y nuestros estudios nos hacen considerar estos sueños, como actitudes infantiles, no  benéficas para un adulto realista. Los suprimimos progresivamente, volviéndose en cierta manera, vergonzoso, tomarlos en serio. Pero, afortunadamente,  no es el caso para todos. De manera excepcional, algunas personas con suerte,  incluso consiguen realizarlos y otros encuentran su inspiración en otras ocupaciones, evitando tomar en serio sus sueños.

No estoy seguro de haber aclarado suficientemente el problema. Aun así, permítanme decir, que una persona sana es aquella que puede vivir plenamente sus sueños inconfesados. Hay gente sana en el mundo, pero no mucha.

En nuestra cultura, el proceso de la vida, que comienza ampliando la diferenciación del sistema nervioso para una variedad más precisa y completa de experiencias del mundo externo, con una capacidad creciente para cambiarla, para nuestra actividad intencional en aumento, ralentiza y estrecha sus límites con la madurez sexual. Después de este periodo, el sistema estrecha totalmente, sus vínculos con el mundo externo y se especializa en un aspecto específico del fenómeno externo. Nos convertimos en expertos en un rango estrecho de actividades y experiencias. Llegamos a ser un poeta, un boxeador, un científico, un político, un pintor, un músico, un economista, un cirujano, un bailarín – la elección es interminable. Nuestro aprendizaje ya no está interesado directamente, en continuar la diferenciación esencial del sistema nervioso, a través de un comercio cada vez mayor con el mundo externo.

Llega un momento en que nuestra educación, tal como se ha desarrollado, no nos ayuda sino que muchas veces nos limita y nos conduce por caminos que no favorecen la salud. Llegamos a tener tan mal estado de salud que necesitamos jubilarnos antes de envejecer biológicamente – simplemente, estamos en mal estado de salud. Algunas partes de nosotros mismos – las que participan en la formación máxima de nuestra actividad – están desgastadas. El proceso de la vida se reduce. La actividad se limita cada vez más, a la especialidad en la que destacamos. Sólo funcionan, más o menos, aquellas partes del sistema nervioso esenciales, para continuar el proceso de la función biológica de la existencia.

Incluso en nuestra cultura, algunos de nosotros somos capaces de mantener un proceso de vida saludable en la vejez – una edad en la que las personas con mal estado de salud ya están locas y enfermas. Algunos de nuestros mejores hombres y en buen estado de salud – que, por cierto, pueden ser jorobados o tener otro tipo de malformaciones – son el tipo de personas que llamamos artistas. La mayoría de los artistas, sean zapateros o escultores, compositores o virtuosos, poetas o científicos, son como el buen vino, mejores a medida que avanzan en edad. La diferencia notable entre estas personas sanas y las otras, es que han encontrado por intuición o genio, o han tenido la oportunidad de aprender con un profesor en buen estado de salud, que el aprendizaje es el regalo de la vida. Un tipo especial de aprendizaje: el de conocerse a sí mismo. Aprenden a conocer “como” (“HOW”) actúan y son capaces de hacer (“WHAT”) lo que quieren – la intensa vida de sus sueños no confesados y a veces declarados.”

Frente a lo desconocido

Por Phil Unseld: El sistema nervioso humano no es un sistema cerrado. Está hecho para adaptarse a un mundo cuya única constante es el cambio. Aunque los sistemas cerrados cuentan con la ventaja de más estabilidad son incapaces de reorganizarse si las condiciones externas cambian. No sobreviven.

En cambio, nuestro sistema nervioso cuenta con un enorme potencial de adaptación. Somos capaces de hacer frente a todo tipo de cambios mediante la herramienta más avanzada de la evolución: el aprendizaje y, en el nivel evolutivo más alto, la toma de conciencia.

Entendemos el aprendizaje en un sentido amplio, como incorporación de algo nuevo en nuestra vida. Puede ser de forma consciente o no. Naturalmente hay diferentes niveles de conciencia en todos los procesos.

Incluimos como forma de aprendizaje también el famoso condicionamiento que llevó a cabo el fisiólogo ruso Pavlov con el perro que segregaba saliva solo al escuchar la campana en anuncia de comida. Pero es un tipo de aprendizaje primitivo, con poco potencial de adaptación a variables.

El sistema nervioso humano está ‘diseñado’ para aprender, y lo hace con suma versatilidad. El aprendizaje más importante es el ‘orgánico’ (psicomotor) porque nos provee de la base somática del desarrollo de todas las competencias futuras.

El Dr. Ph. Moshé Feldenkrais asocia incluso la calidad de vida de una persona al desarrollo de sus competencias para aprender porque es justamente el aprendizaje lo que le permite a la persona la adaptación cada vez más precisa y armoniosa a todo tipo de cambio en su situación de vida.

Una de las máximas interferencias en la adaptación adecuada a circunstancias dadas son las creencias. Todas las creencias son generalizaciones y por eso necesariamente una reducción. Ninguna generalización se ajusta a la realidad porque no puede sustituir el elemento de la percepción consciente y subconsciente directa de todo lo involucrado en la situación. Esta percepción da pie a la actividad de inteligencias múltiples de otros cerebros aparte del craneal como por ejemplo los complejos nerviosos del corazón, del plexo solar y del sistema digestivo (Nervio Vago). Ninguna creencia puede reemplazar la colaboración en tiempo real de estos centros de inteligencia para encontrar la respuesta precisa, justa y adecuada al momento presente, una y otra vez en el presente.

Feldenkrais sostenía: ‘detrás de cada generalización se esconde una neurosis’. Él definía como tal el hecho que una persona hace lo contrario de lo que quiere ¿Cómo ocurre esto?
La creencia preestablecida condiciona la percepción de la persona e impide el ajuste adecuado a las necesidades del momento con el resultado que la respuesta o la acción elegida no concuerdan con la verdadera intención del individuo en cuestión. En consecuencia puede producir un desenlace que evoca todo lo contrario de lo intencionado inicialmente.

¿Qué necesitamos para disponer nuestro sistema de forma óptima para estar preparado para el tarea de aprender y llevarla a cabo con fluidez y facilidad? Es primordial para nuestro organismo sentirse seguro. Cuando nuestra seguridad está en juego lo primero que vamos a hacer es lo que sea necesario para volver a sentirnos seguros lo antes posible. Y el primer paso es encontrar orientación. El Método Feldenkrais ofrece un sistema de referencia a nivel de organización física para poder orientarse y refinar el ‘modus operandi’ frente a lo nuevo o desconocido. Es un camino que entrena a la persona a darse cuenta dónde se encuentra en cada momento, interna y externamente. Esto le provee de medios que le permiten primero encontrar una cierta comodidad frente a lo desconocido; es decir desarrollar un lugar desde donde es posible abrirse a una nueva experiencia. Si ésta tiene un sentido significativo para la persona, será altamente probable que integre lo nuevo espontáneamente en su vida cotidiana.

Cabe mencionar aquí que hay corrientes homeopáticas que aducen que nuestra capacidad de abrirnos a nuevas experiencias e integrar nuevos principios en nuestra vida es la base de nuestra salud como humanos.

En resumen, la capacidad de exploración, la curiosidad, la disposición a abrirse a nuevas experiencias y el aprendizaje constante son imperativos biológicos irrefutables y características esenciales de un ser humano sano e integro, más allá de su origen, sexo, edad o contexto sociocultural. Y como tal estos atributos se merecen un lugar de excelencia en nuestra vida.

Fuente: www.feldenkrais-open.es Autor: Phil Unseld

Biografía Moshé Feldenkrais II

Moshé Feldenkrais Enseñando

Moshé Feldenkrais

Moshé Feldenkrais nació en la pequeña ciudad rusa de Slavuta en 1904, en Ucrania. Nieto del rabino Pinchas Koretz, el famoso rabino polaco, quien fue secretario de la Bal Shom Tov, fundador del jasidismo.  Cuando Moshé tenía sólo 14 años de edad, en el momento de la Declaración Balfour (un documento de 1917 donde los británicos apoyaban un Estado libre para los judíos en Palestina), emigró al entonces territorio británico de Palestina.  Junto con muchos otros rusos Judios, hizo este largo viaje a pie.  Una vez en Palestina, vivió en Tel Aviv, en ese momento una comunidad relativamente pequeña de los pioneros de los colonos judíos.  De joven, estudió, continuó su amor por el deporte, y se apoyó sobre todo como un trabajador y un topógrafo en la construcción, también encontró tiempo como tutor de estudiantes con problemas en la escuela.  Desde la edad de 16 años, Moshé estuvo también muy involucrado con la Haganá, la autodefensa israelí, que originalmente estaba compuesta de 300 jóvenes que no sólo querían un Estado judío libre, sino también el retorno de la paz con los árabes y  la libertad de la dominación británica en Palestina.

Siempre guiado por sus intereses intelectuales innatos, se matriculó en la escuela a la edad de 23 años, estudio matemáticas, y luego sirvió cinco años en el Departamento de Topografía del Estado haciendo los cálculos para los creadores de mapas del departamento.  Moshé había aprendido el jiu-jitsu de un joven alemán a su llegada a Palestina, y finalmente, llegó a escribir y publicar un libro de auto-defensa sobre la base de este trabajo, que se distribuyó a todos los miembros de la Haganá.  Sin embargo, él tenía miedo que el libro cayese en manos de los británicos, y se descubriese que era su trabajo, pues sería detenido.  Era 1928, parecía un buen momento para continuar sus estudios en otros lugares.  Había ahorrado algo de dinero (le pagaban muy bien por su libro) y decidió ir a Francia para completar su educación. Se tituló como ingeniero en mecánica y electricidad en la Ecole des Travaux Publiques de París. A continuación, se matriculó en la Sorbona, donde recibió un doctorado en Ciencias Físicas.  Fue durante este tiempo, cuando fue invitado a trabajar con Frederic Joliot-Curie, director del Instituto Curie (que en 1935 recibió el Premio Nobel de Química), como asistente principal de investigación en su laboratorio, haciendo la investigación pionera en física nuclear.  Aquí Moshé ayudó a diseñar y construir varias máquinas Van de Graaff equipos generadores de radioactividad. Moshe 2

Feldenkrais tenía intereses diversos.  Estudió, entre otras cosas, la neurofisiología, la etología (comportamiento animal), la psicología, la cibernética (funciones de control humano y la manera de reproducir mecánicamente), y el desarrollo del niño.  Era un atleta excelente, sobresaliendo en el fútbol y gimnasia, y se enamoró de la comprensión del proceso del aprendizaje humano. 

Estaba muy interesado en las prácticas espirituales y psicológicas, tanto de Oriente y Occidente.  En este período de la preguerra en París, coincidió con una visita del profesor Jigoro Kano, Moshe, siempre interesado en las artes marciales, logró asistir a la presentación, y  Kano, que había visto libros de Moshé, aunque estaban escritos en hebreo, estaba muy intrigado por las imágenes y le impresionó como un hombre no oriental podía saber tanto acerca de la defensa personal.  Este fue un evento significativo en la vida de Feldenkrais, porque él fue elegido por Kano para entrenarlo en el arte de Judo, en 1936, fue el primer europeo al que le concedían un cinturón negro.  Moshé fue a abrir el primer Club de Judo de París,, Jiu Jitsu club de France, apoyado por el matrimonio Joliot Curie, abierto en la actualidad.
Es uno de los primeros clubs de Judo en Europa, que hoy en día cuenta con varios miles de miembros..  También se dedicó a escribir dos libros sobre Judo, el primero de ellos incluye un escrito presentado por Kano.

En 1940, cuando los alemanes invadieron Francia, Feldenkrais escapó a Inglaterra en barco, viajando con sólo una maleta que Frederic Curie le había confiado.  Esa maleta, supuestamente, contenía notas del laboratorio que describían la investigación sobre la fusión nuclear y que posteriormente fueron utilizados en el Proyecto Manhattan para construir la bomba atómica.  Una vez en Inglaterra, fue contratado por el Almirantazgo británico y sirvió como oficial científico.  Realizó investigaciones submarinas hasta final de la guerra, desarrolló el sonar y los dispositivos de detección de submarinos para los aliados.  También continuó la práctica y enseñanza del Judo.  A lo largo de esos años, se interesó cada vez más en el desarrollo humano y cómo los niños aprenden a moverse, inspirado en parte por la observación de los bebés y los niños en la oficina de su esposa y pediatra,Yona Rubenstein.

Cuando aún era joven, Moshe se lesionó la rodilla izquierda jugando al fútbol.  Cuando un accidente de autobús agravó su lesión, Moshe se encontró postrado en la cama.  Los médicos dijeron que necesitaba cirugía o nunca volvería a caminar.  El mejor cirujano de Inglaterra le dio pocas posibilidades de un resultado exitoso. Estudió todo lo que entonces se conocía acerca de la salud y la curación, las ideas occidentales y orientales y comenzó a experimentar con pequeños movimientos durante horas con la auto-observación vigilante, perfeccionando su conocimiento hasta que pudo sentir sutiles conexiones neuromusculares entre las diversas partes que se convertían en funcional de nuevo.  La clave para la curación, encontró, es llegar a ser más conscientes de lo que se está haciendo, para conocer que el medio ambiente funcional activa la capacidad inherente del cuerpo para curarse a sí mismo.

Cuando Moshé recuperó gran parte de la función de la rodilla, amigos y colegas comenzaron a pedirle ayuda con similares dolencias. Feldenkrais desarrolló formas para facilitar la curación y el aprendizaje, no verbal, a través del tacto y el movimiento, que más tarde llamó Integración Funcionaly también desarrolló formas de comunicar estas ideas verbalmente, lo que después sería llamado Autoconciencia a Través del Movimiento.

En 1950, Feldenkrais regresó a Tel Aviv para convertirse en el primer director del Departamento de Electrónica de la Fuerza de Defensa Israelí.  Poco después, Feldenkrais fue invitado a trabajar con el primer ministro de Israel Primer David Ben-Gurión, que estuvo atormentado durante años con problemas de espalda y dificultad para respirar.  Cuando la salud de Ben-Gurion mejoró de manera espectacular, Feldenkrais se convirtió en un tesoro nacional en Israel.  Después de trabajar durante años en un relativo anonimato, Feldenkrais se hizo internacionalmente conocido y respetado en los finales de 1960 por su trabajo en el campo de la rehabilitación, en las artes marciales y su aplicación en el atletismo.

Empezó a dar cursos en Tel Aviv y Europa a través de los años 50 y 60, y, finalmente, dio cursos de capacitación en los Estados Unidos en 1971. Feldenkrais regresó a los Estados Unidos muchas veces durante los próximos 11 años, la formación de grandes grupos de personas, tanto en San Francisco y en Amherst, MA.  Su último grupo unas 2 o 3 docenas de estudiantes, son ahora profesores de maestrosy se dedican a la enseñanza y formación en todo el mundo.  En julio de 1984, después de una serie de enfermedades, Moshe murió tranquilamente a la edad de 80 en Tel-Aviv.

Su objetivo era ayudar a las personas a aprender a ser mejores en todo lo que quisieran alcanzar.

Sin aprender a conocernos tan íntimamente como nos sea posible, limitamos nuestras opciones.

Síntesis de la biografía de Moshe Feldenkrais, del libro Life in Movement de Mark Reese.

Aprender a Aprender

Cuando comiences a aprender algo, hazlo muy despacio, buscando una sensación placentera. No trates de hacerlo bien, ni bonito. No te esfuerces. Busca tu comodidad en el proceso, busca la liviandad, el gusto por lo que aprendes. Deshazte del deseo de lograr algo, sumérgete en el proceso. Así se afinará tu sensibilidad, tomarás mayor conciencia de cómo se desarrolla tu propio proceso de aprendizaje y entrenarás tu atención para que pueda albergar al mismo tiempo una concentración detallada y una mirada amplia sobre el contexto. Así aprenderás a aprender…

Manual de ayuda para obtener los mejores resultados de las clases de Toma de Conciencia a través del Movimiento (TCM). Por Moshé Feldenkrais, Doctor en Ciencias.

HAZLO MUY DESPACIO

No pretendo “enseñar”, sino facilitar el aprendizaje según tu nivel de comprensión y acción. El tiempo es el instrumento más importante para el aprendizaje. Posibilitar a cualquiera, sin excepción, a aprender debería acompañarse tanto del tiempo necesario para asimilar la idea del movimiento como del esparcimiento para acostumbrarse a la novedad de la situación. Se debería contar con el tiempo suficiente para apercibirse y organizarse a sí mismo. Nadie aprende con prisas ni apurándose. Por lo tanto, cada movimiento requiere del tiempo suficiente para repetirlo varias veces. Por lo tanto, repetirás el movimiento tantas veces como sea necesario según el tiempo del que dispongas.

Cuando una acción se hace familiar, la velocidad aumenta espontáneamente y así su habilidad. No es tan obvio como cierto.

El movimiento eficiente de cualquier tipo se consigue limpiando la maleza y eliminando el esfuerzo parásito superfluo. Éste es tan nocivo como defectuoso; simplemente cuesta más hacerlo.

No se puede aprender a ir en bicicleta o a nadar sin el tiempo necesario para asimilar lo esencial y descartar los esfuerzos involuntarios e innecesarios que el principiante lleva a cabo en su ambición de no sentirse o parecerse incompetente.

La acción rápida al inicio de un aprendizaje es sinónimo de esfuerzo y confusión, cosa que hace del aprendizaje un desagradable desempeño.

 

BUSCAR LA SENSACIÓN PLACENTERA

El placer relaja la respiración y se vuelve sencilla y fácil. Es menos importante aprender nuevas proezas o habilidades que llegar a dominar la manera de aprender nuevas destrezas. Te darás cuenta que se pueden obtener nuevas habilidades como consecuencia de prestar atención. Sentirás que te mereces la destreza conseguida, lo que añadirá satisfacción a la sensación placentera.

El exceso de esfuerzo por mejorar impide el aprendizaje.

NO “INTENTES” HACERLO BIEN

Esforzarse,de alguna manera, quiere decir que una persona considera que, a no ser que se haga un mayor esfuerzo y empeño, no se alcanzarán los objetivos. La convicción personal de que la esencia de la incompetencia está en la raíz de la necesidad de esforzarse tanto como sea necesario, incluso cuando se aprende. Solamente cuando hemos aprendido a escribir con soltura y placenteramente podemos escribir tan rápido como se desee o con letra más bonita. Sin embargo, al “intentar” escribir más rápido se consigue una escritura más ilegible y fea. Aprender a hacerlo bien, pero sin intentarlo.

El consentimiento del esfuerzo revela la convicción personal de ser incapaz o no estar a la altura.

LEER MÁS »

Entrevista a José Luis Cordeiro

ABRE TU MENTE A NUEVAS POSIBILIDADES – EL FIN DE LA MUERTE

Si Moshé Feldenkrais levantara la cabeza…

¿Se convertirá el envejecimiento en una enfermedad curable? ¿Veremos la muerte de la muerte? ¿Dejará la telepatía de ser ciencia ficción? Iñaki Gabilondo habla sobre estas y otras interesantísimas cuestiones con José Luís Cordeiro, profesor fundador de la Singularity University.

La Universidad de la Singularidad es una institución académica en Silicon Valley cuya finalidad es «reunir, educar e inspirar a un grupo de dirigentes que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad»

 

Entrevista a Yuval Noah Harari

IMPRESCINDIBLE. Sólo para gente a la que le gusta hacerse preguntas.

Esta es la entrevista más interesante que he visto en mi vida. No por que esté hecha por un vasco, como yo ;), sino por que me ha despertado la curiosidad con mucha fuerza, por que me han dado carcajadas con temas “espeluznantes” y por que me ha abierto más al GRAN MISTERIO. 

Lo más interesante es que mientras veía la entrevista, la gran pregunta no me abandonaba. ¿Quien soy yo? En medio de tanta “locura”… ¿Quien soy yo?

Esta entrevista me la ha recomendado mi hermano Iñigo, dice que lleva dos días “loco” 😉 Gracias Iñigo

Y gracias Eduardo Liébana, gracias por ayudarme a que esa pregunta ya no me abandone.

Gracias de todo corazón.

 

 

La Educación del Ser

Maravillosa ponencia de Alex Rovira, sobre el potencial del ser humano y la educación del ser, con unos conmovedores ejemplos de vidas que se desarrollaron en todo su potencial gracias al poder del amor, la confianza y el compromiso. La vida del compositor Hikari Ōe hijo del premio Nobel de Literaura Kenzaburō Ōe y la de Dick Hoyt y su hijo.

Disfrutad, conmoveros y convocad… Muchas gracias.

“Encuentra tu verdadera debilidad y ríndete a ella. Ahí está el camino de la genialidad. La mayoría de la gente pasa su vida usando sus fortalezas para superar o encubrir sus debilidades. Hay unos pocos que utilizan sus fuerzas para incorporar sus puntos débiles, que no se dividen, esas personas son raras de encontrar. En cualquier generación hay unos pocos y son quienes la lideran.”

Moshé Feldenkrais

¿Somos nuestro cerebro?

Somos un baúl repleto de contenidos, pero vacío de contexto.

De ahí nuestra dificultad para aplicar el conocimiento en la realidad. 

Rodolfo Llinás

Rodolfo Llinás es el abuelo, el profesor que todos quisimos tener. Un regalo escucharle. Mucho que aprender o que constatar. Muchas gracias por una vida dedicada a la investigación con el fin de hacernos la vida más fácil, más comprensible y más consciente.

 

“A los jóvenes se les dan pedazos de cosas y se espera que puedan integrar eso

en una imagen coherente, y eso es dificilísimo…” 

Rodolfo Llinás

Rodolfo Llinás (Bogotá, 16 de diciembre de 1934), es un médico neurofisiólogo colombiano de reconocida trayectoria a nivel mundial por sus aportes al campo de la Neurociencia. Se graduó como médico cirujano de la Pontificia Universidad Javeriana y obtuvo su doctorado en neurofisiologia en la Universidad Nacional de Australia. Actualmente es profesor de neurociencia en la escuela de medicina de la Universidad de Nueva York, en la que es además director del departamento de Physiology & Neuroscience.

Para l@s más inquiet@s su libro en pdf: “EL CEREBRO Y EL MITO DEL YO” El papel de las neuronas en el pensamiento y comportamiento humanos. Rodolfo Llinás. Grupo Editorial Norma

Acabar con la ansiedad

“Dile si al momento presente, no te resistas”

Eckhart Tolle

Entrenar la atención en el ahora, en las percepciones de nuestro cuerpo, desarrollar nuestro sentido kinestésico y aumentar nuestra capacidad de sentir y de sentir diferencias cada vez más sutiles. Entrar en el ahora, quitar poder a la mente que nos domina y nos saca del regalo del presente. Todo esto y más nos ofrece el Método Feldenkrais: “Movimientos que no sólo cambian tu cuerpo, cambian tu manera de pensar, tu capacidad de sentir y tu forma de vivir” Helena Guevara

“El pasado es historia, el futuro es un misterio,

el presente es un regalo, por eso se le llama presente”

Kung Fu Panda

¿Cooperar o competir?

“Entre el dolor y la nada, prefiero el dolor”

William Faulkner

 

“Si no hacemos nada por cambiar nuestro modelo sentimental de conducta,

el mañana se parecerá al ayer en casi todo, menos en la fecha”

Moshé Feldenkrais

Sentimos lo que pensamos

adyashanti“La mayoría de nuestras emociones se derivan de lo que pensamos. Por debajo del cuello, nuestro cuerpo es una máquina que duplica lo que piensa nuestra mente. El cuerpo y la mente están conectados; son las dos caras de la misma moneda. Sentimos lo que pensamos. Cuando tenemos una emoción, en realidad lo que experimentamos es un pensamiento. Frecuentemente ese pensamiento no es consciente.

Nuestro centro de sentimiento, nuestro corazón, duplica el pensamiento en el sentimiento; transforma conceptos en sensaciones que percibimos muy vivas y reales.

Cuando hablo del plano de la mente y del plano del corazón, puede sonar como si hablara de dos cosas diferentes. En realidad hablo de un fenómeno: cuerpo y mente, sentimiento y emoción, son las dos caras de una misma moneda.

A medida que empezamos a despertar de las fijaciones e identificaciones mentales y emocionales, llegamos a ver que no hay alguien que pueda ser herido; no hay nada ni nadie que pueda ser amenazado por la vida. En verdad, somos la vida misma. Cuando vemos y percibimos que somos la totalidad de la vida, ya no tenemos miedo de ella; ya no tememos al nacimiento, la vida y la muerte. Pero hasta que veamos eso, la vida nos parecerá intimidante, una barrera que, de algún modo tenemos que superar.

El despertar en el plano emocional nos libera de estas fijaciones basadas en el miedo. Cuando empezamos a despertar en este plano, somos libres de sentir el mundo de manera más profunda; hay todo un nuevo potencial que se pone a nuestra disposición. El cuerpo emocional, toda la zona del corazón, es capaz de albergar una sensibilidad increíble. Es el órgano sensorial de lo inmanifestado. Es eso a través de lo cual lo inmanifestado se siente a sí mismo, se experimenta a sí mismo y se conoce a sí mismo. Esta propuesta es muy diferente del concepto de un “yo” que se siente y se encuentra a sí mismo a través de la emoción y del sentimiento. Cuanto más despiertos estamos, más capaces somos de experimentar literalmente todo el cuerpo-mente como un instrumento sensorial del yo absoluto, unificado.

En cierto sentido, cuanto más despertamos nosotros del cuerpo emocional, más despierta este y se abre. Cuantos menos conflictos emocionales tenemos, más se abre  nuestro cuerpo emocional. Esto se debe a que cuanto más nos damos cuenta de que no hay nada que proteger, de que todos los pensamientos, ideas y creencias que nos hacen protegernos emocionalmente son falsos, más nos abrimos.

En gran medida, el despertar en este plano es una apertura del corazón espiritual…”

Autor: Adyashanti. “El final de tu mundo” Editorial Sirio

 “Si moviéramos más las costillas, el mundo sería totalmente diferente”

Moshé Feldenkrais

Entrevista a Moshé Feldenkrais

Mucho que agradecerte Moshé… Maravillosa entrevista, maravillosa aportación a las personas y niños con parálisis cerebral.

 

El movimiento es mi maestro

¿Cómo Feldenkrais puede ayudar a la gente?

Calidad de vida

“La calidad de nuestros movimientos condicionan la calidad de nuestros pensamientos, de nuestros sentimientos y acciones. Mejorando la calidad de nuestro movimiento, mejoramos la calidad de toda nuestra vida”

Aprender sin esfuerzo

Moverse para conocerse

FRASES DE FELDENKRAIS:

“El aprendizaje autónomo es, en última instancia, el único camino abierto a todo el mundo.”
“Mi método es para hacer lo imposible posible, lo posible fácil y lo fácil, elegante.”
“Para superar los límites es preciso perfeccionar la organización de toda la personalidad.”
“Nada es permanente en nuestro comportamiento salvo la creencia de que lo es.”
“Mi método es para hacer lo imposible posible, lo posible fácil y lo fácil, elegante.”
“Para superar los límites es preciso perfeccionar la organización de toda la personalidad.”
“Toda grandeza, servidumbre y miseria humana es consecuencia de la adaptación.”
“Usamos sólo una fracción de nuestra capacidad latente en casi todos los caminos de la vida.”
“Idear nuevas alternativas contribuye a que seamos más fuertes y sabios.”
“En el ser humano, como en el animal, la curiosidad es un indicador de salud.”
“Las personas de talento crecen cuando toman conciencia de si mismas en la acción.”
“El autoexamen no es sencillo y pocos son capaces de hacerlo con absoluta franqueza.”
“Una persona madura es aquella que es capaz de tomar la responsabilidad de su vida.”
“Madurez es la capacidad de vivir una vida autónoma elegida por un@ mism@.”
“Las familias que juzguen a l@s niñ@s por sus éxitos eclipsarán su espontaneidad.”
“Cada estrategia corporal nueva se reflejará en un repertorio mental nuevo, y viceversa.”
“Una persona sana es aquella que puede vivir sus sueños no confesados plenamente.”

Moshé Feldenkrais

ÚLTIMOS ARTÍCULOS:

Esta Semana Santa 2017

¡Sumérgete!

En las profundidades de tu Ser

Gracias al Metodo Feldenkrais

En un Hotel**** en primera línea

Con acceso directo al océano

Movimiento es Vida

Lanzarote Isla Mágica

Helena Guevara

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies